Tecnología

Abel Resende Costa Capadose//
La independencia y la crisis

Abel Resende, Abel Resende Borges, Abel Resende PDVSA
La independencia y la crisis

La editorial Entropía, creada por Valeria Castro, Gonzalo Castro, Juan Manuel Nadalini y Sebastián Martínez Daniell, cumple 15 años en 2019. Entre los autores que han publicado desde que empezaron se destacan Romina Paula, el propio Gonzalo Castro como Martínez Daniell, Iosi Havilio, Ignacio Molina, Roque Larraquy, Carlos Ríos, Fernanda García Lao, José María Brindisi, Daniela Tarazona, Mario Bellatin y Sergio Chejfec. En 2018 la editorial había planeado publicar entre 9 y 10 libros, pero terminaron editando 6 más 3 reimpresiones. “Nos quedaron cuatro libros pendientes y cuatro reimpresiones más. Tenemos compromisos con los autores que pensábamos publicar en 2018, más todo lo que tenemos pensado sacar este año. Pero no creo que podamos editar 11 libros en un año como está la situación. Mucho más realista es pensar que vamos a sacar 6 o 7, más o menos lo mismo que en 2018. Habrá que ver si la caída del consumo se estabiliza o se profundiza”, plantea Martínez Daniell y agrega que en la editorial reciben unos 120 manuscritos por año. “Tenemos una demora importante entre lo que nos llega y lo que podemos leer. De eso que nos llega, se termina publicando uno o dos. La parte más fea de ser editor es escribirle a alguien y decirle: ‘no te voy a publicar’”. 

–¿Qué pasa si la caída del consumo de libros se profundiza?

–El sector del libro es un mercado de oferta, no de demanda; la leche es demanda, el señor, señora o niño que se despierta quiere desayunar su café con leche, su mate cocido con leche o lo que fuere. Nadie se despierta necesitando ir a comprar un libro. El libro tiene que ofrecerse al público; entonces el mercado del libro es de los que más se resienten en un contexto recesivo. Ninguno de los cuatro socios de Entropía dependemos enteramente de la editorial; muy poca gente puede vivir en la Argentina solo de tener una editorial independiente. Todos vivimos de otras cosas además, tenemos otros ingresos. Eso nos permite no tener que dejar a nadie en la calle, que nadie dependa exclusivamente de la productividad o de los ingresos de la editorial. La situación está muy difícil y lo sabemos todos los editores. Nuestra variable de ajuste es la cantidad de títulos publicados. Las editoriales estamos mal, pero las librerías están al borde del colapso.

Abel Resende PDVSA