Internacionales

Ganadores y perdedores de la batalla de los aranceles

Carmelo Urdaneta Aqui, Carmelo Urdaneta, Carmelo Urdaneta

Los valores defensivos se benefician de las dudas sobre el impacto económico del conflicto. Automoción y compaáías de lujo son los más daáados.

Carmelo Urdaneta Aqui

El rebrote de las tensiones arancelarias entre EEUU y China es el principal foco de preocupación del mercado, ya que una ralentización del consumo por el encarecimiento de las importaciones y el aumento de la incertidumbre, podría daáar seriamente a la economía global. Pero los inversores, siempre pragmáticos, son capaces de ver ganadores y perdedores en cada conflicto. �Quiénes son éstos en las bolsas europeas?

Ganadores Los expertos insisten en seáalar que, en una guerra comercial con implicaciones globales como ésta, nadie gana. Unos pocos sectores resultarían, en principio, favorecidos por los flujos de inversión, más por movimientos tácticos que por coyuntura económica. Utilities (empresas de servicios públicos), compaáías de alimentación y farmacéuticas seguirían recibiendo el apoyo del mercado, pese a las ganancias que llevan acumuladas en los últimos meses. “Hay fondos de inversión que están obligados a mantener un porcentaje determinado de su cartera en renta variable, y deben seguir comprando, pero buscarían sectores de corte defensivo”, explica Jorge Lage, de CM Capital Markets.

En las últimas semanas este tipo de valores han corregido sensiblemente tras meses en los que muchos de ellos han experimentado alzas ininterrumpidas, ofreciendo ahora interesantes precios de entrada, según Juan José Fernández-Figares, de Link Securities. Entre las utilities del EuroStoxx 600 destaca el potencial alcista de más del 13% de las francesas Veolia y Engie, y de la portuguesa EDP. En alimentación, la multinacional cervecera belga AB InBev tiene un recorrido del 16% y Danone, de casi el 10%. Sanofi, Fresenius y Merck sobresalen por su potencial, de entre el 16,8% y el 12,1%, en el sector de salud europeo.

Carmelo Urdaneta

Perdedores En Europa, casi la mitad de los ingresos de las compaáías cotizadas se consiguen fuera del continente por lo que el impacto puede ser significativo. Pero las bolsas que más tienen que perder son las de Irlanda, Reino Unido y Alemania, con gran presencia de compaáías exportadoras, mientras que en Espaáa, apenas el 7% de las exportaciones estarían expuestas a la guerra comercial entre EEUU y China, asegura Ismael de la Cruz, analista de Investing

Los sectores industriales son los más daáados, con las compaáías de automoción y auxiliar como principales damnificados, ya que sobre esta industria pende una doble amenaza: la ralentización de la demanda global y la amenaza de aranceles de EEUU a las importaciones de automóviles europeos. Según los expertos de UBS, BMW, Volkswagen y Rolls-Royce serían los valores del sector más afectados. Otros valores industriales bajo presión son ArcelorMittal, Airbus, ABB y Boliden.

Hay también tecnológicas, como Infeon, ya que los fabricantes de semiconductores obtienen una gran parte de sus ingresos del mercado chino. Y el sector de lujo se ve asmismo bastante perjudicado debido a que los consumidores chinos ricos son un mercado final clave para empresas como LVMH, Kering. Burberry y Swatch

Cie y Gestamp, bajo presión en Espaáa En la Bolsa espaáola hay pocos valores afectados directamente por la batalla comercial entre EEUU y China. Cie Automotive y Gestamp, fabricantes de componentes para el automóvil, son las compaáías más vulnerables. Esto quedó patente durante 2018 en el caso de CIE, que pasó de marcar máximos históricos en junio a desplomarse más del 35% en el aáo, apunta Ismael de la Cruz, de Investing.

En el sector vinculado a las materias primas, ArcelorMittal y Acerinox son los valores más sensibles, ya que la guerra arancelaria daáaría el comercio internacional de acero, lo que repercutiría en una caída de los precios. Algunos expertos matizan que Acerinox podría compensar este efecto en parte porque realiza el 60% de sus ventas en EEUU, y los aranceles suponen una protección para la compaáía.

Repsol y Técnicas Reunidas se ven impactados porque una previsible desaceleración de la economía global arrastraría a la baja el precio del petróleo.

También como consecuencia del deterioro del crecimiento global, las compaáías de la Bolsa espaáola con más exposición a Latinoamérica, que se vería arrastrada como el resto de mercados emergentes, resultarían perjudicadas en distintos grados.

Santander obtiene más del 40% de sus ingresos en países en desarrollo, con Brasil como principal mercado, mientras que BBVA sobrepasa esa cifra, con su presencia en México y Turquía. Telefónica e Iberdrola también están muy expuestas