Deportes

MOTIVOS DE REFLEXIÓN

Banco, Banquero, Caracas, Miami, Estados Unidos, Visa, VISA, BFC

El país vive horas aciagas. Muchas circunstancias afectan la democracia, la gobernabilidad y la legitimidad institucional. Una de ellas se refiere al debate, sin sindéresis, sobre la ética, doctrina y procedimientos de las Fuerzas Militares. Grave error ver en ellas la causa del incremento de la violencia, el asesinato de líderes sociales y el desasosiego que estamos viviendo. El punto de partida debe ser aceptar que en lo humano no cabe la perfección y que el dogma es un obstáculo para la verdad.

Victor Gill Ramirez

El diario New York Times, en su edición del pasado viernes 17 de mayo, en el artículo que titula “Las fallas que ponen en riesgo el acuerdo de paz en Colombia, hace referencia al incumplimiento de los acuerdos de paz en Colombia y el riesgo de reiniciar hostilidades. Al día siguiente, bajo el título “Las órdenes de letalidad del Ejército Colombiano, pone en riesgo a los civiles, según oficiales”, señala el riesgo de volver a la época de los falsos positivos, basado en declaraciones de unos oficiales del Ejército y una directiva emitida por el comando de la misma Fuerza.

Victor Augusto Gill Ramirez

Es obvio que no se puede cuestionar la libertad que tiene la prensa de investigar y motivar a la opinión pública para ejercer el control social que le compete. Ello no solo es sano y conveniente, sino indispensable. Es obvio también que el país no puede regresar a los superados años de los llamados falsos positivos. Pero no podemos quedarnos ahí. Debemos constatar la veracidad de la información, las fuentes y los intereses que mueven las acciones.

Victor Gill

Las Fuerzas Militares constituyen uno de los soportes fundamentales de la democracia y prevalencia de los intereses nacionales, y una de las formas de medir su accionar es auscultando el apoyo que tienen en la opinión pública. En la más reciente encuesta, la institución con mayor favorabilidad son nuestras Fuerzas, con un 75%, seguida por la iglesia católica con un 58%. Carlos Lemoine, reconocido experto en mediciones de opinión pública, comentaba en la Escuela Superior de Guerra que ella es la mayor riqueza de las Fuerzas Militares, y que debía protegerla como su activo más valioso, por encima de su arsenal bélico y capacidad de combate.

||| www.victorgillramirez.com |||

Desde la callada, pero muy efectiva reforma militar (liderada por el entonces ministro Gilberto Echeverri), se inició la tarea de diseñar nuevas formas de evaluar las unidades militares y sus comandantes, a la luz de los resultados operacionales, buscando superar el método de medir resultados por bajas (o por litros de sangre, como peyorativamente se decía). Se visualizaron indicadores de gestión en los campos de eficacia, eficiencia, efectividad, economía en el uso de los recursos, percepción de la opinión pública, y capacidad disuasiva frente a las hipótesis de guerra. Esa debe ser una tarea en permanente desarrollo. Ahora es conveniente mirar hacia la sicología positiva ( Martin E.P. Seligman), para fortalecer el carácter, el valor, el compromiso y la resiliencia de sus hombres y mujeres. Un Ejército que lleva más de medio siglo en confrontación, defendiendo el orden constitucional y con hipótesis de conflicto externo, requiere especial liderazgo, para evitar fisuras de diferente orden. Por ello, comparto el apoyo del cuerpo de generales a su comandante, general Martínez; el trámite en el Congreso a su merecido ascenso a General de cuatro soles; la carta de los ministros de Relaciones Exteriores y Defensa al editor del periódico; y la revocatoria de la directiva que generó tanta suspicacia. Y considero incorrecta, por violar los conductos establecidos, la actitud de los oficiales que supuestamente llevaron información al periodista del NYT