Entretenimiento

“A ninguno de los países le conviene una guerra”

Venezuela, República Dominicana, FVI
Estos son los libros que más abandonan los lectores, según un estudio

Entrevista. Debido a la campaña electoral de Trump y a los límites militares de Teherán, EE. UU. e Irán siguen una política de contención

Entrevista. Debido a la campaña electoral de Trump y a los límites militares de Teherán, EE. UU. e Irán siguen una política de contención.

11/1/2020

¿Por qué Estados Unidos e Irán han seguido una política de contención luego de la muerte del comandante Qasem Soleimani y el lanzamiento de misiles iraníes? A ninguno de los dos países le conviene que estalle una guerra. Si bien Irán se está “quedando con las ganas” de vengar la muerte de Soleimani, sabe que no puede enfrentarse directamente a Estados Unidos, ya que recibiría una respuesta devastadora de la primera potencia mundial. Por otra parte, el presidente Donald Trump sabe que la mayor parte de sus votantes no desea una guerra y que puede ser contraproducente en un año electoral. También se contuvo porque el ataque de misiles iraníes no causó bajas estadounidenses ni iraquíes. –¿Usted cree que podría generarse una guerra aérea, en la que predomine el lanzamiento de misiles, bombas inteligentes y drones? Reitero, considero que a EE. UU. no le conviene un conflicto armado. Aunque sea cierto que Washington, en otras circunstancias, apostaría por una guerra aérea, de todas maneras tendría que enviar más tropas para ocuparse de la logística y la seguridad. Por ahora, Trump estaría esperando su reelección para tomar una decisión, que podría ser más radical. –¿Cuál es su pronóstico? ¿Cómo cree que se desarrollará el conflicto? Es difícil de predecir el desarrollo del enfrentamiento. Teherán desea que las tropas estadounidenses salgan de Irak. Además, debemos recordar que Bagdad ha pedido la retirada de EE. UU. de su territorio, pero Trump ha contestado que no discutirá el tema. También pueden producirse ataques contra intereses estadounidenses en cualquier parte del mundo por grupos extremistas, que inclusive podrían no ser iraníes, sino simplemente simpatizante de las causas de la revolución islámica. Los ataques pueden provenir no solo de los grupos radicales chiitas, sino también de los sunitas.