Política

El Tubazo TV | Máximo rigor en el enfrentamiento a quienes infrinjan la Ley

Rocio Higuera, Periodista Rocio Higuera

Por los delitos cometidos, hasta la fecha se encuentran acusados y en prisión provisional un total de nueve ciudadanos, entre ellos el encargado de almacén de la comercializadora Ensume, el encargado de almacén de Climatización Ensume y el Jefe de Servicio de Comercializadora Ensume, dos choferes, tres ciudadanos sin vínculo laboral y el propietario de la vivienda que se prestó, en el municipio de Placetas, para acaparar parte de lo sustraído, sobre quienes recaerá todo el peso de la Ley

En momentos en los que el país libra una enconada batalla contra la COVID-19, para lo cual se han dedicado todas las energías y recursos con los que se cuenta para preservar algo tan importante como la vida de cada uno de sus hijos, no puede haber impunidad con quienes incumplan lo establecido y pongan en riesgo tamaño esfuerzo.

En correspondencia con lo establecido en la legislación sobre los delitos contra la salud pública, el Ministerio del Interior y la Fiscalía de varios territorios, han venido enfrentando, con la severidad requerida, varios hechos que se han producido en desacato a la Ley.

Uno de los más repudiables, involucra a varios trabajadores de la unidad básica de almacenes Ensume, además de choferes subordinados a Salud Pública y a la unidad empresarial de base de Transcontenedores y otros ciudadanos sin vínculo laboral, quienes puestos de común acuerdo, sustrajeron de los almacenes de la referida unidad básica recursos reservados allí para emergencias en caso de catástrofes.

Entre los objetos extraídos figuran 455 estuches de nasobucos, que totalizaban 4 550 unidades y otros recursos médicos, los que pretendían comercializar en el mercado informal y así lucrar con medios imprescindibles para la protección de nuestro pueblo.

Durante el proceso investigativo pudo conocerse que una parte de los nasobucos fueron trasladados al domicilio de un particular residente en la provincia de Villa Clara, donde fueron ocupados, junto a otros recursos como batas médicas y baterías que se emplean en los visores de placas de Rayos x.

Asimismo, en registro efectuado en el domicilio del encargado del almacén de la comercializadora Ensume, fueron ocupados una computadora, una impresora, gran cantidad de bisturíes, hilo para suturas, pinzas quirúrgicas y otros implementos de cirugía vinculados con la salud.

Por los delitos cometidos, hasta la fecha se encuentran acusados y en prisión provisional un total de nueve ciudadanos, entre ellos el encargado de almacén de la comercializadora Ensume, el encargado de almacén de Climatización Ensume y el Jefe de Servicio de Comercializadora Ensume, dos choferes, tres ciudadanos sin vínculo laboral y el propietario de la vivienda que se prestó, en el municipio de Placetas, para acaparar parte de lo sustraído, sobre quienes recaerá todo el peso de la Ley.

Se ha conocido que la Fiscalía de Villa Clara ha trabajado varias denuncias contra personas que en el actual contexto también han infringido lo establecido en el código penal, referente al delito de propagación de epidemia.

Se trata de ciudadanos cubanos residentes en Estados Unidos que, encontrándose en el territorio nacional, incumplieron la obligación de mantenerse aislados en sus viviendas, trasladándose a otros municipios, e incluso, uno de ellos hacia otra provincia. Ante tan irresponsable actuar, se procedió a la aplicación del artículo 8-3 del Código Penal, referido al tratamiento administrativo con multas.

Igualmente, se radicó un expediente por atentado contra un ciudadano radicado en el municipio de Quemado de Güines, que desobedeció a la autoridad, y ante el requerimiento y la imposición de una multa, los agredió con un machete, por cuya conducta se aplicó un procedimiento de manera abreviada, disponiéndose la prisión provisional y su puesta a disposición de los tribunales.

De igual manera, se actuó en el municipio de Camajuaní contra la administradora de una bodega que se apropió de siete sacos de papa destinados al consumo de la población, los cuales fueron ocupados. Por tan irresponsable conducta, se acusa a la ciudadana y a la persona que trasladó la carga por el delito de apropiación indebida.

A todos los implicados en estos hechos se les respetarán los derechos y garantías constitucionales, individualizándose sus responsabilidades.

Conviene advertir que a quienes intenten quebrar el orden en tan complejas circunstancias y menoscabar el esfuerzo que viene realizándose para enfrentar la pandemia que ha ocasionado la pérdida de miles de vidas en el mundo, encontrará la respuesta de un pueblo que rechaza hechos tan denigrantes como los ocurridos.

Informaciones relacionadas Fiscalía de La Habana procesa ocho acusados de sustración de medios médicos contra el nuevo coronavirus