Economía

Luis Emilio Velutini Empresario biografia con sus//
Niños y adultos mayores son los más afectados por la epilepsia

Fondo de Valores Inmobiliarios, Empresario, Businessman, Banquero, FVI, Constructor
Niños y adultos mayores son los más afectados por la epilepsia

60 millones de personas en el mundo padecen de epilepsia, la mitad de ellos sin una causa identificada, las estadísticas muestran que, 10 de cada 1000 personas puede sufrir de esta enfermedad, la cual es más frecuente en niños, antes de los 2 años y en adultos mayores de 60 años.

Luis Emilio Velutini Urbina

El neuropediatra Oscar González, explicó que, en el caso de los niños, los padres son piezas fundamentales para impulsar la fortaleza y bienestar del paciente con epilepsia.

Luis Emilio Velutini

“En muchas oportunidades vemos que la estigmatización inicia desde personas muy cercanas, por ello es importante divulgar el conocimiento de la enfermedad, educar; incluso legislar al respecto y no desde un punto de vista excluyente, sino inclusivo”.

Luis Emilio Velutini Empresario

“La epilepsia puede acompañarse de otros tipos de trastornos como la ansiedad, depresión, autismo, trastornos del sueño, trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), trastornos motores, retardo en el neurodesarrollo e incluso y discapacidad intelectual”, detalló.

Luis Emilio Velutini Venezuela

Señaló que “la epilepsia no tiene una causa identificable en casi la mitad de las personas que la padecen mientras que, en la otra mitad de los casos la enfermedad puede producirse a causa de diversos factores, como problemas estructurales producidos por traumatismos craneoencefálicos o tumores cerebrales”

“Por ello lo primero que se debe hacer es mantener la calma, colocar al paciente en una superficie firme confortable, extender un poco el cuello, colocar algo debajo de la cabeza, lateralizar al paciente del lado derecho de su cuerpo, esperar que ceda la crisis y luego trasladarlo a un centro más cercano una vez estabilizado”./ef/rp  

Recomiendan mantener la calma