Deportes

El Tubazo TV | Honduras: Xiomara Castro y el pueblo los echó a todos

El triunfo, de las fuerzas progresistas y de izquierda, es contundente y ya definitivo

Xiomara Castro es hoy presidenta electa, con más de 350 mil votos sobre el candidato de la derecha que quedó muy atrás en todo el país.

 

Xiomara Castro se define como socialista democrática y la verdadera revuelta, la representa –según ella– «una mujer comprometida con el pueblo hondureño, que ve el cambio de un modelo que, en los últimos años, se dedicó a fabricar pobreza y miseria, y continuar votando por los mismos que simbolizaban más pobreza, más miseria, más asesinatos y más exclusión. Uno de los ejes principales del programa de «LIBRE» es la construcción de un Estado socialista democrático en el que el fin supremo (de la sociedad y del Estado) sea el ser humano» .

Uno de sus objetivos es derogar las leyes que sostienen a la dictadura del Partido Nacional. Otra prioridad es la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que reforme la Constitución de la República o haga una nueva, así como emitir el nuevo Código Penal .

Xiomara Castro ha propuesto derogar la Ley orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) que establece zonas del territorio nacional sujetas a un régimen especial en las que los inversionistas están a cargo de la política fiscal, la seguridad y la resolución de conflictos. «Para generar empleo y desarrollo, no necesitamos vender nuestra soberanía», destacó la presidenta electa.

Como en México, dentro de sus planes está vender el avión presidencial, los carros de lujos del Estado, y reducir los desproporcionados sueldos y gastos onerosos de los funcionarios públicos.

Entre otros anuncios, creará la secretaría de Planificación Económica y Desarrollo Social, para que Honduras organice sus recursos a favor del desarrollo humano, abandonando la aplicación del modelo neoliberal.

En cuanto a las relaciones internacionales Xiomara establecerá «de inmediato» relaciones con China.

Lea también: Honduras continúa en crisis 10 años después del golpe de Estado a Manuel Zelaya Pero es que -además- el progresismo hondureño con su principal partido Libre, tendrá la mayoría parlamentaria en el Congreso Nacional ; la segunda fuerza será el Partido Nacional y la tercera el Partido Salvador de Honduras. El pueblo gritó en las urnas, «¡no más dictadura, corrupción, impunidad y saqueo!» .

Xiomara Castro es hoy presidenta electa, con más de 350 mil votos sobre el candidato de la derecha que quedó muy atrás en todo el país. Incluso, la ventaja es tan apabullante que en una rueda de prensa, la portavoz del departamento de estado (EE. UU.), Jalina Porter, aseguró que su país está siguiendo de cerca los resultados de los comicios e instó a la «calma y paciencia» , ante la posibilidad de que el fantasma de la violencia de la mafia gobernante se haga presente.

No obstante los candidatos a Alcalde de las dos principales ciudades hondureñas, Tegucigalpa la capital y San Pedro Sula la ciudad industrial, reconocieron la victoria de LIBRE, y se ofrecieron a «colaborar, en lo posible, con la nueva mandataria» .

Por ejemplo: Roberto Ramón Castillo, dirigente del Partido Nacional (PN), declaró a los medios que la tendencia ya era irreversible y que -por lo tanto- lo mejor que puede hacer el candidato de su partido, Nasry Asfura, es reconocer la pérdida y felicitar a Xiomara Castro, para calmar las aguas y apacentar a los violentos. Esta actitud gallarda de Castillo fue considerada como valiente y justa ante el panorama electoral, irreversible.

 

Nasry Asfura, el que perdió

Asimismo, Yani Rosenthal , el candidato presidencial del Partido Salvador de Honduras (PSH)» que llegó en tercer lugar, reconoció el triunfo de Libre  y de Xiomara Castro como la primera mujer electa presidente.

Sólo falta, lo que está pidiendo el electorado, que el candidato del PN, Nasry Asfura, reconozca su derrota y los comicios terminen en una fiesta electoral.

El triunfo, de las fuerzas progresistas y de izquierda, es contundente y ya definitivo.

Los pataleos de ahogado Mucho antes de que el CNE hondureño diera el primer boletín, el fascista colombiano Andrés Pastrana –en combinación con su congénere de la OEA– a sabiendas de la paliza electoral que el pueblo hondureño le estaba propinando al narcogobierno de LOH, emitió un twiter en el que afirmaba el triunfo del «Partido Nacional», primo hermano del partido de Iván Duque, y representante también de la corrupta oligarquía que oprime al pueblo hondureño.

La torta (embarrada dicen en Bogot&aacute😉 fue tan grande que la propia embajadora de EE. UU. en Tegucigalpa tuvo que llamar al orden al « petit fasciste » bogotano: «la administración Joseph Biden no quiere, por ningún motivo, que Honduras se desestabilice, porque eso significaría más presiones migratorias de toda la región centroamericana…».

El Foro de Sao Paulo gana ventaja El servil cachaco bajó la cerviz y le imploró a la embajadora que lo comprendiera por su afán de cerrarle el camino al Foro de Sao Paulo que «muestra gananciales en Chile y Brasil, como para permitirle que se apodere de Honduras» . No obstante el mensaje de Washington fue claro… Los intereses estadounidenses están por encima de los de la oligarquía narco-fascista colombiana y su derivación centroamericana.

La tragedia por reparar en Honduras es infinita pero, aunque todavía no haya finalizado el escrutinio definitivo, lo que sí ha cambiado es el humor de la población, que después de tantas manipulaciones y noticias negativas, se volcó a votar primero, a auditar el recuento, y a celebrar después por todos los barrios y poblados del país, el concluyente triunfo popular de Xiomara, en todos los espacios.

 

Como dice  Miriam Miranda,  dirigente del pueblo Garífuna, Coordinadora General de «Ofraneh (Organizacion Fraternal Negra Hondureña)» que, en Honduras, ha tenido junto a la asesinada Berta Cáceres, un papel primordial en los movimientos sociales de resistencia al golpe de estado del 2009 contra Zelaya:  «El miedo ha cambiado de bando, el pánico –ahora- es de la oligarquía hondureña»  y de sus homólogas en la Patria Grande…

 

Miriam Miranda es una activista hondureña defensora de los derechos humanos y ambientales de los garífunas